2mdc
C/ Matias Turrión, 24, 1º
Madrid 28043
Tel: 91 759 00 24
Fax: 91 759 15 18

Blog: Aplicaciones web

Fcommerce, un nuevo modelo de venta online basado en Facebook

Publicado el: 18/04/2011 en: Aplicaciones web |

Envía esta entrada a menéame Envía esta entrada a del.ici.ous Envía esta entrada a facebook

Con más de 600 millones de usuarios que se conectan una media de 1h al día y aportan gran cantidad de información sobre sus gustos, Facebook tiene un enorme potencial para la venta, algo que no ha pasado desapercibido a las empresas más atentas. Así, están proliferando cada vez más ejemplos exitosos de comercio electrónico basado en Facebook, un fenómeno que los expertos han dado en llamar Fcommerce.

Esta interesante infografía de Creativefeed sirve para contextualizar el fenómeno del Fcommerce:

  • Uno de cada cuatro usuarios de Facebook (aproximadamente 150 millones de usuarios) ha hecho una compra a través de la Fan Page de una marca.
  • Del top 100 de empresas minoristas (retailers), 87 de ellas tienen al menos una página en Facebook. Entre todas, estas 87 marcas suman 36 millones de fans.
  • Si un usuario se hace fan tuyo en Facebook, es un 41% más probable que recomiende uno de tus productos y un 28% más probable que continúe confiando en tu marca.
  • Un usuario de Facebook gastará una media de $71 más si es fan de tu marca que si no lo es.

Infografía sobre Fcommerce

Casos de éxito

Disney fue una de las primeras compañías en experimentar con este modelo el año pasado, en que lanzó una aplicación llamada “Disney Tickets Together” para comprar entradas de cine para “Toy Story 3″. No se conocen cifras oficiales de beneficios, pero según las estadísticas públicas que pueden verse en la propia aplicación, cuenta con 2.595 usuarios activos al mes. Con “Enredados”, el otro gran estreno de Disney del último año, han repetido la fórmula, así que es de suponer que el modelo está funcionando.

Procter & Gamble también ha puesto en marcha iniciativas de Fcommerce para algunas de sus principales marcas, como la Old Spice Store o la Max Factor Shop, esta última gracias a la integración de Amazon con Facebook. Con cerca de 17.000 usuarios a los que “les gusta” la marca Max Factor, la compañía contaba ya con un excelente punto de partida y las ventas no se han hecho esperar.

La aerolínea Delta Airlines fue un paso más allá en agosto del año pasado, al ofrecer desde su Fan Page la aplicación Delta Ticket Window, un servicio gracias al cual los usuarios pueden reservar vuelos y compartir la información de fechas, destinos, etc. con sus amigos de Facebook. Otro ejemplo más que da cuenta, no sólo del enorme potencial que tiene Facebook como plataforma para “pescar” usuarios, sino de cómo se puede aportar valor de verdad a la experiencia de compra.

Herramientas

Aunque los casos que hemos mencionado, al ser de grandes marcas, son desarrollos a medida, hay ya una buena cantidad de recursos y herramientas que hacen del Fcommerce una opción viable también para los pequeños negocios.

Es el caso de Socialmediashop, una herramienta que permite la creación de una tienda virtual en Facebook. Es gratuita y está completamente en castellano. El objetivo, según sus desarrolladores, es que cualquier persona, sin necesidad de tener conocimientos técnicos pueda «personalizar la tienda con su identidad visual y proceder a la carga y actualización de imágenes, implementar una pasarela de pago».

Otras herramientas disponibles son 3DCart, BigCommerce, Payvment, Volusion, Voiyk y Shoptab. Es de esperar que a esta lista ya de por sí bastante extensa vengan a sumarse todavía más herramientas, ya que el Fcommerce está todavía en sus inicios y le queda mucha vida por delante.

Pros y contras

Si estás considerando abrir una tienda Fcommerce para tu negocio, aquí van algunas de las ventajas que te puede reportar, en comparación con otros modelos más tradicionales:

  • Cercanía. Los usuarios dedican una media de 5h al mes en redes sociales. El entorno de Facebook les resulta familiar, y en este contexto es mucho más probable que compren porque sienten que tienen mayor control y no están tan “a la defensiva” como en una tienda de ecommerce al uso.
  • Fidelidad. Una vez el usuario haya hecho clic en “Me gusta” o haya comprado algún producto, pasará a ser nuestro fan. Quizá no de por vida, pero sí durante un tiempo muy valioso, porque mientras lo sea, las noticias que publiquemos con descuentos, nuevos productos, etc. aparecerán en su página de Inicio en Facebook.
  • Viralidad. Pinchar en “Me gusta” se ha convertido en una especie de compulsión entre los usuarios de Facebook, por lo que tus productos y contenidos tienen mayores probabilidades de convertirse en “virales” al aparecer en sus Muros, donde todos sus contactos podrán verlos.
  • Publicidad basada en usuarios. El motor de publicidad de Facebook toma como punto de partida las personas a las que ya les gusta tu marca para mostrar los anuncios a sus contactos. Esto da pie a organizar campañas con personas reales, que serán mucho más eficaces que las que hagas con modelos. “A Luis García le gusta esto”. Si conozco a Luis García y valoro su criterio, ese anuncio me interesará más que otro que no tiene ese valor diferencial.
  • No requiere infraestructura y requiere menos recursos configurarlo. Es ideal para pequeños negocios e incluso profesionales autónomos que no pueden hacer un desembolso grande para adquirir un dominio y alojamiento para una web, ocuparse de la gestión de la página, o pagar el mantenimiento que eso requiere.
  • Facilidad para actualizar contenidos. Si el personal encargado de actualizar los contenidos no está muy familiarizado con las nuevas tecnologías pero tiene su propia cuenta en Facebook, le resultará muy fácil comprender las herramientas de publicación.

Por supuesto, como en todo, este modelo también ofrece importantes desventajas que hay que considerar seriamente:

  • Dependencia total de Facebook. Es la principal. Si el sitio se cae, no estará en tu mano volver a ponerlo en marcha. Del mismo modo, si Facebook decide cambiar sus políticas y algún día no permitiera la presencia de tiendas online, perderás todo el trabajo invertido en tu página.
  • Derechos sobre los contenidos. Las políticas de Facebook no son del todo claras a este respecto, y aunque el año pasado dieron marcha atrás con las más polémicas, éstas pueden cambiar de pronto y dejar tus derechos intelectuales sobre imágenes o textos completamente desprotegidos.
  • Cifras de ventas. Por el momento no se conoce ningún caso, pero no olvidemos que Facebook tiene sus propios intereses y todavía no está claro si venderá o no datos a terceros. En el caso del Fcommerce, eso podría significar comerciar con tus cifras de ventas.

En cualquier caso, nos guste o no, el Fcommerce es hoy por hoy una realidad que se perfila como uno de los futuros modelos de venta online, y como tal conviene seguirlo de cerca.

Actualización (19.04.2011) | En Territorio Creativo publican hoy un interesante artículo que ofrece 5 argumentos a favor de Facebook como nuevo gigante en la escena del comercio electrónico.

Valore de 1 a 5 este artículo
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 voto(s), media: 5.00 sobre 5)

2mdc.com Aplicaciones web C/ Matias Turrión, 24, 1º, Madrid 28043 Tel: 91 759 00 24 Fax: 91 759 15 18 Aplicaciones web